domingo, 23 de agosto de 2009

Nuestra Singularidad

Un maestro sabio estaba hablándole a un grupo de estudiantes entusiastas.

Les dio la tarea de salir y encontrar una flor pequeña, inadvertida .Les pidió que estudiaran la flor por un tiempo prolongado.

Consigan una lupa y estudien las delicadas venas de sus hojas, y fíjense en los matices y tonos de color. Volteen las hojas lentamente y observen su s imetía . Recuerden que esta flor pudo haber pasado inadvertida y no ser apreciada, si ustedes no la hubieran encontrado y admirado.

Después de que el grupo regresó, el maestro comentó:

Las personas son así, cada una es diferente, cuidadosamente creadas, singularmente dotadas Pero hay que pasar tiempo con ellas para saberlo. Hay tantas personas que pasan inadvertidas y no son apreciadas porque nadie se ha tomado el tiempo para admirar su singularidad.

John Powell

No hay comentarios:

Páginas vistas la semana pasada