martes, 3 de marzo de 2009

¡Oh Corazón de María!


¡Oh Corazón de María!

¡Oh Corazón de María, Madre de Dios y Madre nuestra!
¡Corazón amabilísimo, objeto de las complacencias
de la adorable Trinidad, y digno de la veneración
y ternura de los ángeles y de los hombres!

¡Corazón el más semejante al de Jesús, cuya imagen más perfecta eres!
Corazón lleno de bondad y en gran manera compasivo de nuestras miserias!

¡Ah! Hacednos sentir ahora, ¡oh Virgen piadosísima!, la dulzura de vuestro corazón maternal y la fuerza de vuestra intercesión ante el de Jesús. Amén

No hay comentarios:

Páginas vistas la semana pasada